"No hay una Ley para cada caso, pero sí hay una solución para cada problema”.

QUÉ ES LA MEDIACIÓN

Es un sistema alternativo de resolución de conflictos que da pleno protagonismo a las partes para resolver sus controversias con la intervención del Mediador, el cual les ayudará a disminuir la intensidad emocional que entraña su problema, facilitará la comunicación entre ellos y les animará en la búsqueda de soluciones.

La esencia de la Mediación descansa sobre la confianza en la capacidad de las personas para adueñarse de su problema y encontrar por si mismas su propia solución, que será mucho más satisfactoria que cuando la impone un tercero.

PRINCIPIOS QUE RIGEN

Voluntariedad: son las partes libremente las que  deciden utilizar la Mediación y seguir en ella.

Confidencialidad: lo tratado en las sesiones será secreto.

Imparcialidad y Neutralidad: el Mediador no podrá tomar partido por una u otra parte ni valorar los acuerdos a los que ellas lleguen.

Flexibilidad: en los tiempos y número de sesiones.

Bilateralidad: cada parte tiene derecho a ser escuchada y a explicar a la otra parte y al Mediador.

VENTAJAS

  1. Posibilita el diálogo entre las partes aportándoles herramientas para solucionar por sí mismas su conflicto y los conflictos futuros.
  2. Disminuye el coste económico y emocional del conflicto.
  3. Evita la judicialización del conflicto y el dejar en manos de un tercero las soluciones
  4. Fomenta el compromiso de todas las partes involucradas en el conflicto. Con la mediación las soluciones son únicas para cada caso, ya que si las personas y los problemas son diferentes, las soluciones también han de serlo.
  5. Los acuerdos alcanzados en Mediación y ratificados por el Juez o validados ante Notario tienen la misma eficacia que una sentencia judicial.
  6. Los acuerdos alcanzados en Mediación tienen más garantía de cumplimiento a largo plazo.

“… Que para no ser heridos

levantamos muros,

Que quien siembra muros

no recoge nada

Que casi todos somos albañiles

de muros,

Que sería mejor construir

puentes,

Que sobre ellos se va a la otra

orilla y también se vuelve,

Que volver no implica retroceder,

Que retroceder también puede

ser avanzar…..”

Mario Benedetti